OBSERVATORIO JUDICIAL DOMINICANO

logo-notas2.1

 

"Los jueces creen que todo está bien cuando la sociedad piensa que pocas cosas están bien"

 

Manifestó el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la provincia Córdoba, Argentina, Dr. Armando Andruet, en la conferencia “La ética judicial como generadora de confianza pública”.

 

etica-judicial(Santo Domingo, 13 de febrero de 2015). El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la provincia Córdoba, Argentina, Dr. Armando Andruet sostuvo que existen dos imaginarios distintos respecto al poder judicial: uno en el que los jueces creen que el Poder Judicial está relativamente bien o poco mal y otro en el que la sociedad cree que en realidad está bastante mal o poco bien.

"Hace falta dinero que ayude al Poder Judicial a dar respuesta satisfactoria a la ciudadanía, pero también hace falta voluntad judicial de comprender estos dos imaginarios", precisó el jurista al dictar la conferencia "La ética judicial como generadora de confianza pública”, auspiciada por el Observatorio Judicial Dominicano (OJD), de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), y el Decanato de Derecho de la Universidad Acción Pro-Educación y Cultura (UNAPEC).

Indicó que en la mayoría de los países del mundo, el tema de la credibilidad en los poderes judiciales presenta un índice relativamente bajo o intermedio y atribuyó esa realidad a varios factores.

"De cien personas que acuden al Poder Judicial, al menos cincuenta se sienten frustradas en sus expectativas las cincuenta restantes no tienen la satisfacción total de lo que esperan, de lo que desean."

Planteó la necesidad de evaluar las debilidades y flaquezas de los jueces que generan que las personas pierdan confianza en el Poder Judicial.

"Un juez que se cuelga de la luz para no pagarla, un juez que en definitiva conduce alcoholizado y cuando es detenido por la Policía en vez de cumplir como corresponde lo primero que dice es que es juez, los jueces que cometen acosos laborales, sexuales a los empleados, a las empleadas, jueces que insultan, que amenazan, que firman hojas en blanco para trabajar menos, que tienen complicidades con los procesos dictatoriales y vaya a saber cuántas cosas más", puntualizó.

Recomendaciones

El conferencista efectuó cinco recomendaciones que entiende la justicia debe considerar para mejorar su credibilidad de cara a la sociedad.

"Lo primero es hacer un abandono del formalismo exagerado, ese apego desmedido y extremo a todas las formas. Cuando el Derecho sigue en un apego exagerado, desmedido, a las formas, siempre y en todo momento, indudablemente que el ciudadano siente a veces frustración por sus derechos porque la forma no permite que entre, que ingrese su derecho en discusión ", enfatizó.

Agregó que lo conveniente es que los jueces asuman cierto compromiso de abandonar ese formalismo en función de ofrecer una respuesta justa.

Para el magistrado Andruet, el segundo aspecto que ayuda a mejorar los índices de confianza en la justicia es que los jueces asuman liderazgo en lo social, nutrido de un liderazgo ético.

"Asumir liderazgos éticos es asumir que los jueces comprendan que no solamente se es juez mientras se ocupa un espacio público y se goza de una toga; se es juez todo el tiempo, todas las horas, se es juez veinticuatro horas de cada día y esto no es un dato menor", precisó.

Asimismo, indicó que comprender la movilidad social de los cuadros judiciales es otro aspecto que los jueces deben considerar para mejorar la credibilidad de los poderes judiciales.

"Solamente habrá mayor profesionalidad en un poder judicial, cuando en ese poder se pueda crecer, avanzar y pensar en un proyecto profesional, laboral o un futuro mejor y eso supone poderes judiciales donde haya más concursos y prácticas que permitan que las personas progresen", aseveró.

Admitir la matriz ideológica y heterogénea que tiene que haber en un poder judicial es la cuarta recomendación. "Los poderes judiciales se enriquecen con miradas diferentes, un poder judicial unidimensional no solamente pierde en creatividad, sino que aumenta en endogamia y eso asegura una enfermedad a corto plazo".

Igualmente, el expositor argentino considera que el valor de los jueces no radica solamente en que dictan resoluciones, sino que las dictan desde una responsabilidad moral. "Empezar a entender que el Derecho es, en definitiva, una garantía para el cumplimiento de las responsabilidades morales que los hombres tienen. Los jueces entonces resuelven problemas morales con instrumentos jurídicos".

Enfatizó en que se debe poder ingresar a los poderes judiciales mediante sistemas honestos, claros, transparentes y previsibles.

El evento contó con las palabras de bienvenida del Lcdo. Harold Modesto, director del OJD-FUNGLODE, y la moderación estuvo a cargo del Lcdo. Ramón Jorge, Coordinador de la Unidad de Justicia Tributaria y Administrativa de la misma iniciativa. Al evento asistieron funcionarios judiciales, académicos, estudiantes de Derecho e interesados en la materia.

 

Ver entrevista completa

Video institucional

Tweets de OJD