OBSERVATORIO JUDICIAL DOMINICANO

logo-notas2.1

 

Catedrática considera que las clínicas legales sirven para flexibilizar la regulación del derecho como profesión

 

En una entrevista realizada por el Observatorio Judicial Dominicano (OJD-FUNGLODE), Susan Jones, catedrática de la George Washington University Law School, enfatizó que las clínicas legales surgen para suplir necesidades sociales.

 

susanjones(Santo Domingo, 25 de junio de 2015). La directora y abogada, supervisora de la Clínica de Desarrollo Económico Comunitario y Pequeños Negocios de la George Washington University Law School, Susan Jones, consideró que las clínicas legales son una alternativa previa para flexibilizar la regulación del ejercicio profesional del derecho.

“La educación legal a través de las clínicas prepara a los estudiantes para la práctica del derecho y los orienta en cuanto a las habilidades, valores, ética y cultura de la profesión. De esta manera se puede reducir el tiempo necesario para entrenar nuevos abogados luego de la graduación”, sostuvo.

Entrevistada por Luis Calcaño, investigador asociado del Observatorio Judicial Dominicano (OJD), una iniciativa de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Jones habló del papel social que estas clínicas juegan en la sociedad.

“Las clínicas legales son el componente de servicios de aprendizaje de las escuelas legales. Estas surgieron en respuesta a necesidades sociales, fuera del plano jurídico, se pensó en ellas fundamentalmente para beneficiar las relaciones domésticas, los servicios públicos nacionalmente reconocidos como la seguridad social, asuntos penales y asuntos de alquiler”, explicó.

La abogada transnacional puntualizó que en los últimos años han surgido nuevos tipos de clínicas.

“A partir de los años 60, las clínicas legales se han diversificado en las áreas de violencia doméstica, derecho internacional de los derechos humanos, derechos medioambientales y VIH/sida. También con un enfoque económico, la de pequeños negocios e iniciativa social enfocados en asuntos legales corporativos, regulatorios, contractuales, inmobiliarios, de empleo y propiedad intelectual”, puntualizó.

Impacto

Jones, quien también es copresidenta del Comité de Clínicas Transaccionales de la sección de Clínicas de la Asociación Americana de Abogados, aseguró que la principal ventaja de las clínicas legales es su rol de ayudar a las comunidades y que los estudiantes puedan practicar de manera directa.

“El mayor impacto logrado por la acogida de estas metodologías en sociedades como la dominicana y la estadounidense, donde hay una saturación en el número de abogados, es que las clínicas legales ayudan a los estudiantes de derecho a aprender cómo ejercer dicha profesión mientras ayudan a clientes; así ellos asumen un compromiso de ayudar a las comunidades, llegando incluso a representar el sector público sin fines de lucro”, precisó.

Video institucional

Tweets de OJD