OBSERVATORIO JUDICIAL DOMINICANO

logo-notas2.1

 

Rafael Alburquerque y Manuel Herrera abogan por el respeto a los derechos de los trabajadores

 

Los expertos en Derecho laboral abordaron aspectos relacionados con el contexto actual de la reforma del Código de Trabajo en la conferencia “Evolución del derecho dominicano y la reforma al Código de Trabajo: enfoques constitucional, procesal y jurisprudencial” realizada en el marco del segundo aniversario del Observatorio Judicial Dominicano (OJD-FUNGLODE).

 

drrafaelalburquerque(Santo Domingo, 3 de julio de 2015). El doctor Rafael Alburquerque de Castro y el magistrado Manuel Herrera Carbuccia, especialistas en materia laboral, destacaron que los derechos que posee el empleado, por ser persona y ciudadano, priman por encima de sus derechos como trabajador.

Los conferencistas abordaron aspectos relacionados con el contexto actual de la reforma del Código de Trabajo en la conferencia “Evolución del derecho dominicano y la reforma al Código de Trabajo: enfoques constitucional, procesal y jurisprudencial” realizada en el marco del segundo aniversario del Observatorio Judicial Dominicano (OJD), entidad adscrita a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE).

“Los derechos inespecíficos del trabajador, es decir, aquellos derechos que posee como ser humano y ciudadano y que no están contemplados en el Código de Trabajo pero sí en la Constitución, prevalecen igual o con mayor peso porque el empleado no los puede dejar afuera de la empresa, sino que estos lo acompañan donde quiera que vaya. Estos tienen tanto valor como los derechos específicos que están estipulados en el Código”, explicó Alburquerque.

Añadió que estas prerrogativas se encuentran consagradas en la Constitución y no en el Código de Trabajo, incluye derecho a la intimidad, a un buen nombre, a la dignidad, integridad física y moral, a la imagen, entre otros derechos fundamentales.

Por su parte, Carbuccia puntualizó que la Suprema Corte de Justicia hace poco decidió que los derechos de ciudadanía no terminan en la entrada de la empresa y que deben ser respetados.

“Aunque el empresario dentro de su empresa tiene derechos -como el de propiedad-, que le dan el poder de ‘legislar’ dentro de su negocio, estos derechos empresariales están limitados por los derechos fundamentales del trabajador que los tiene por el simple hecho de ser ciudadano”, puntualizó.

Equilibrio en la relación empleado y empleador

Los expositores manifestaron que existe un choque en materia constitucional, debido a la naturaleza de los derechos que poseen tanto el propietario de una empresa como el trabajador. Por lo que, es deber de los jueces juzgar cada caso de manera particular con equilibrio.

“Para lograr vencer la colisión de derechos, siendo ambas válidas desde la Constitución, el juez debe utilizar el método de la ponderación, es decir, poner en una balanza cuál de los dos derechos tiene mayor peso y de ahí tomar la decisión de cuál de estos prevalecerá”, recalcó Alburquerque.

Dificultades de la reforma actual

El magistrado Carbuccia enfatizó que la última reforma al Código de Trabajo dominicano es atípica, debido a que hay sectores del país que debieron ser tomados en cuenta para su modificación, y existen factores importantes que deben prevalecer para próximas alteraciones.

“La reforma actual es una reforma atípica no está basada en una crisis económica ni social, sino que es causada por un sector especifico de la economía del país”, reveló.

Además, precisó que para realizar un cambio en una normativa tan importante como esta hay que universalizarla, oír diferentes voces.

“Dentro de las comisiones para modificar el Código Trabajo, hubo poca participación de sectores como el Ministerio de Trabajo, las organizaciones internacionales de trabajo, los mismos magistrados que laboran en los tribunales a nivel nacional y sobre todo del mundo académico”.

Para el magistrado de la Suprema Corte de Justicia en cualquier código de trabajo posterior debe predominar la responsabilidad civil, el compromiso con la seguridad social, los derechos fundamentales y la constitucionalización del derecho de trabajo.

En el evento, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Harold Modesto, director del OJD. El acto contó con la presencia de los magistrados, Francisco Ortega Polanco, juez de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia, Sergio Ortega, juez de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, y Argenis García, juez de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de La Romana, al igual que otros funcionarios judiciales, representantes de firmas de abogados, estudiantes de derecho e interesados en la materia.

Video institucional

Tweets de OJD